El objetivo de este sitio web es llegar a constituir una comunidad de auténticos cristianos, es decir, de verdaderos hijos del Altísimo que de corazón quieren edificar el Reino de Dios y su Justicia (Mateo 6:33), sin preocuparnos por las demás cosas que sin duda alguna nos llegarán por añadidura.

Cada uno de los participantes de los distintos foros puede exponer el tema bíblico que desee, siempre que lo haga con el espíritu de compartir la palabra de Dios, que está en la sola Biblia, y no con el espíritu de debatir para crear conflictos y divisiones. 
Lo único que les pido y lo hago en el nombre del Señor Yahshua es que todos los escritos se publiquen, ¡siempre!, en total GRACIA y PAZ, para que la edificación espíritual llegue a todos los miembros y lectores de esta comunidad.

En el supuesto de que alguien se comportara de manera indebida, el "abuelo" Papamoscas Macho (único administrador general de este sitio web ¡!) se verá obligado a ejercitar el humor sano, que no hace daño a ningún hermano, con el fin de exhortarlo a que reflexione y a que cambie de actitud hasta que aprenda a controlar su lengua.
 
Mis estimados hermanos en Cristo Yahshua, antes que comiencen Uds. a publicar en los distintos foros de exposiciones y consultas bíblicas, los invito a que naveguen primero por mi propia página web www.los-hijos-de-dios.com, así todos puedan conocer bien mi esencia y sepan además cómo es mi fe viva en Dios Padre Yahwéh y en su Hijo Yahshua.

Ahora les compartiré algo muy personal que siempre llevo muy dentro mío y que hace a mi persona:

 Soy un hombre muy feliz ejercitando mi amor de esposo con mi amada Georgina, también me llena de felicidad y gozo manifiestar mi amor de padre a mis tres amados hijos. Y de igual manera soy feliz con mi amor de hijo que yo practico periódicamente con mi querida madre (Maminina), como así también con el amor de hermano de sangre que yo ejercito con mi querido hermano Sergio Enrique Cuadras. Pero el amor fraternal para con mis hermanos en Cristo ¡¡qué difícil que es practicarlo!!, al menos para mí ¡¡¡qué difícil es!!!, porque todavía no encontré un hermano/a con quien poder ejercitar el amor fraternal en Cristo Yahshua. Y este amor fraternal es el que más debemos practicarlo, a diario, para hacerlo crecer hasta madurarlo, ya que cuando muramos no expresaremos ningún otro Amor que no sea el Amor de hijo para con Dios Padre Yahwéh, y el Amor fraterno para con Cristo Yahshua y los demás hermanos
.

Muchas veces pienso que yo al resucitar con un cuerpo incorruptible e inmortal, ya mi esposa no será más mi esposa, ni mis hijos serán más mis hijos, ni mi madre será más mi madre, ni mi hermano de sangre tampoco será mi hermano de sangre, porque ya todos seremos hermanos en Cristo Yahshua y todos bajo un mismo Padre Celestial: Dios Yahwéh. Y este pensamiento me lleva a reflexionar lo necesario que es comenzar, YA MISMO, a manifestar el Amor Fraternal a mis hermanos cristianos bíblicos y también a los seres humanos misericordiosos, es decir, a todas esas "ovejas" que hace referencia Mateo 25:33-40. Porque también esos seres humanos, las "ovejas misericordiosas", son hermanos nuestros, aunque ellos aún no lo sepan.

Que Dios nos bendiga y espero poder conocerlos a todos con la misma transparencia, sinceridad y buena fe con la que yo obro siempre ante Dios como así también ante todas las personas que el Altísimo pone en mi camino.

Con el mayor de los respetos
y toda la seriedad del Cielo, deseo que el espíritu de Cristo sea por siempre en sus corazones. Amén.

Gracia y Paz.
Miguel Marcelo Cuadras
(Salta-Argentina)


 

 

 



www.los-hijos-de-dios.com

marcelocuadras@gmail.com

georginaluza@hotmail.com


 

Con el amor fraternal, no se hace ningún mal al prójimo.
Por esto en el amor cabe toda la ley. (Romanos 13:10)

Entonces, todo lo que ustedes desearían de los demás, háganlo con ellos: ahí tienen toda la Biblia. (Mateo 7:12)

imagen

Cantidad de visitantes:



contador de visitas